lunes, 25 de febrero de 2013

La Siesta.





    La siesta era ese momento después de comer en el que el piojo dormía a pierna suelta durante un par de horitas. Par de horas en el que su mamá ,o sea yo, lejos de sentarse a descansar, aprovechaba para hacer todo aquello que con él es misión imposible. Momento en el que aprovechaba para darle rienda suelta a los dedos para que teclearan y teclearan, contestando comentarios, visitando blogs y escribiendo las aventuras de mi comando favorito.  Desde hace meses la siesta se ha quedado como un acontecimiento borroso, como algo lejano, algo que era normal en su momento pero ahora inexistente pero necesario. ¿Necesario?


 ¿Por qué me pregunto si es necesaria?

   Sencillamente, porque a veces la necesito como agua de mayo. Necesito esas dos horas de desconexión. Esas dos horas en el que el silencio se apoderaba de la casa y podía escuchar las noticias, música o simplemente mi respiración. Sin embargo, cual perro del hortelano, es ni un contigo ni un sin ti. Necesito ese ratito pero lo lamento profundamente cuando sucede. ¿Por qué?

   Media hora de placer....media hora de sueño significa ni más ni menos que pilas cargadas durante más tiempo. Y que te den las diez, las once, las doce y a veces, como anoche, la una con él hablando y hablando sin parar en el salón y tú notando que tus ojos se cierran por mucho que intentas evitarlo.

 Dicen los entendidos que un niño entre los dos y los tres años de edad necesita dormir un promedio de entre nueve y trece horas diarias. Ja ja ja...me río de promedios y estadísticas. Mi piojo duerme nueve el día que más duerme, cierto es que yo no necesito nueve horas de sueño y papá piojo tampoco. Pero ahora sueño con dormir ocho horas seguidas un par de veces a la semana.¿Es mucho pedir?

   Ah...he probado a buscar el cajetín de las pilas pero no lo he encontrado.Grrr...a las muñecas las podías desconectar cuando no querías que lloraran, je je je je...Bromas a un lado, aunque mal de muchos consuelo de tontos, no te sientas sola cuando veas que tu peque salta, corre,baila, grita, juega...sin parar y dice adiós a la siesta así sin más. Todas, todas, todas pasamos por ahí. Y si alguna no seguro que se topará con alguna otra maravilla.

Besitos avainillados

17 comentarios:

  1. Pasando de estadísticas y estudios y promedios varios...... Gabi es digna de estudio.....

    Dejó de hacer siesta continuada en P3, sólo la hacía los fines de semana... ahora ya ni eso.

    Es una niña muy activa, lo que a mi a veces me transforma en una bruja... ella duerme entre 8 y 9 horas al día y como mucho y con suerte.

    Eso sí, yo creo que el cuerpo es sabio y un día a la semana la petarda se queda como KO a las 18,30 h. de la tarde, empalma hasta al día siguiente y ya tiene energía para 7 días más....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja ja ja...pues ya somos dos brujas, ja ja ja...yo me pregunto en vez de tanto lcaseis imunitas y tonterías por qué no le meten a los yogures algo de a vitalidad de los peques, así los papis podríamos aguantar más el día y sus pilas, ja ja ja....Ayer por ejemplo el piojo no hizo siesta y estuvo bla bla ba e imitando al padre hasta las 10.30....ya contaré...je je je
      besitos avainillados

      Eliminar
  2. Jejeje!! Las estadisiticas son solo eso, estadisticas! Son una guia pero no son verdades absolutas!! Mi hija con dos años y medio la verdad es que duerme mucho. Duerme lo que se dicen en las estadisticas: 12 horas nocturnas y una hora y media de siesta. En total duerme 13 horas y media. No puedo quejarme. Aunq es cierto que si algun dia no duerme la siesta no le importa ni supone mal rato... Es como si ya no la necesitara tanto...
    Yo hablo sobre el sueño infantil en mi blog aunque no me considero una experta ni mucho menos. Solo me gusta el tema. Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No ya tengo claro que verdades absolutas no son y que luego depende de que empresa las realice, que conozco alguna que mejor ni pensar!!!
      ¡qué envidia de horas de sueño!
      Pasaré por tu bog.
      besitos avainillados

      Eliminar
  3. Nosotros tuvimos que eliminar la siesta durante la semana pasada, eso si, el peque superfeliz. Ahora cae antes por las noches pero sigue dando guerra. Anoche se durmió diciendo: ¡No quiero dormir!, así tal cual. En nuestro caso sí se cumple la estadística, el peque cuando cae, cae. Y no suele dormir menos de doce horas.
    Un besote y mucha fuerza! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Je je je...el no quiero dormir o no tengo sueño los tiene éste siempre en la boca.Uffff...las ganas mías que el piojo durmierá 12 horas del tirón!!!
      besitos avainillados

      Eliminar
  4. Hola Elva!!!
    Como cada mañana estoy leyendo tu blogs, pero además de felicitarte por él, quería darte, espero que, una agradable sorpresa!!
    Así que pasa por mi blog y lo ves.
    Ye me contaras.

    Muac!!

    http://evamareva.blogspot.com.es/

    Mareva

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, guapa!!!
      En un pis pas me paso por tu blog y no me he olvidado que te debo un email pero es que no he parado este finde.
      Besitos avainillados

      Eliminar
  5. jooo, no se ha publicado mi comentario anterior, si es que desde el movil no se puede hacer nada.

    Te decía que a medida que se hacen mallores las siestas acaban por desaparecer.
    Ahora con uno puedes ir torenando, hoy duermo, mañana no, y así. Pero con dos la siesta es una utopía. Si tienes la suerte de que uno duerme, siempre te queda el otro de repuesto para que note aburras.
    Grommy ya no duerme siesta y pequete que duerme poco, a veces me da un respiro para que por lo menos pueda jugar con el mallor, sin volverme loca.
    Y yo que nunca he dormido siesta, te aseguro que daría mi reino por una cabezadita.
    Besos siesteros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Je je je...te lo doy por comentado. Ufff...yo no me imagino con dos, bueno,como si los tuviera porque mientras el piojo está despierto le da cuerda al colega canino. El piojo no hace fiesta desde antes de verano ahora ya me he acostumbrado, no queda otra, y eso sí como duerma siesta los pelos como escarpias porque sé que tendrá cuerda para rato.
      besitos avainillados

      Eliminar
  6. Esta entrada podría haberla escrito yo palabra por palabra. Si tenemos un ratito de tranquilidad a la hora de la siesta se le recargan las pilas de tal manera que nos dan las doce y la una la mayoría de las veces. Y si no hay siesta, cuándo hago las miles de cosas que tengo qué hacer!?! (Por ejemplo comentar en tu blog), jaja. Genial entrada, un besito desde 3enFamilia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Je je je...si es que somos muchas las que vivimos "el mal de la siesta", ya digo yo que es ni un contigo ni un sin ti!!!
      besitos avainillados

      Eliminar
  7. Hola!!! te deje una sorpresita por mi blog... Beso
    http://mammaomama.blogspot.it/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, guapa!!!

      Por él pasaré!!!
      besitos avainillados

      Eliminar
  8. Siesta... ¿que significa esa palabra? aunque los mios son ya mayorcitos, me gustaría que alguna vez la durmieran, porque cada vez que me siento en el sofá, siempre se escucha un :¡mamáaaaaaa!

    ResponderEliminar
  9. Ja ja ja....pues no me tranquilizas....ja ja ja...porque yo ya comienzo a tener el mamááááa´metido en la cabeza!!!!
    besitos avainillados

    ResponderEliminar
  10. Te he dejado un premio en mi blog.

    www.alcobadeblanca.com

    ResponderEliminar

¡¡¡El Comando piojo te da las gracias por tus comentarios!!!