martes, 21 de octubre de 2014

My little book box de Boolino: Cuervo

No hay comentarios:


Código Descuento VAINILLA


Cuervo (2 a 3 años)

Algar editorial

Código descuento VAINILLA

Reseña de la caja:


Los valores y los sentimientos se mezclan en este cuento  para explicar las diferencias y los rechazos, el pertenecer a un grupo o no formar parte de él. Cuervo nos ayudará a enseñarles a pensar y reflexionar, ahora que empieza a desarrollarse su consciencia de pertenencia.

Cuervo, además, es una excelente herramienta para empezar a introducir vocabulario. Cuervo es un libro sin distracciones, con fondo blanco, todo el foco de color se centra en los pájaros, al igual que el tamaño de los mismos. El cuento nos permite fomentar la imaginación de los peques al permitirnos preguntar qué pasará después, lo que hacen los pájaros, lo que piensan, lo que dicen... 

Material incluído:

  •  El libro Cuervo
  •  La guía de actividades y lectura 
  •  Tiras de cartulina negra 
  •  Un trozo de lana 
  •  Pegatinas en forma de gota para recortar 
  •  3 picos de cartulina para montar 
  •  3 gomas elásticas 
  •  Pinturas de cara 
  •  Papel de celofán 
  •  Plantilla de alas 
  •  Un cuervo de cartulina negra 
  •  Hojas con alas de colores 
  •  Plantilla de un cuervo para recortar 

¿A qué podremos jugar?:

  • Podremos montar un juego para reconocer pájaros.
  • Pintar la cara del niño a modo de pájaro, poniéndole el pico y las alas. ¡A bailar!
  • ¿De qué vestiremos a cuervo? Tienes alas de diferentes colores para decorarlo como más nos guste.

Valores trabajados en la guía y en la caja:

  • La aceptación, el miedo al rechazo.
  • La integración.
  • Los pájaros: tipos de pájaros.
Besitos avainillados

jueves, 16 de octubre de 2014

Conversaciones con el piojo: La muerte.

4 comentarios:
  En estos últimos días nos ha tocado enfrentarnos a un hecho que hubiese deseado haber postergado por mucho tiempo, pero la vida es así y el tema de la "muerte"nos ha sorprendido. Obviamente, el piojo es aún pequeño para entender del todo su significado, sus muñecos mueren y, resucitan en sus juegos, por lo tanto, la tristeza es relativa.


   Yo no podía hablarle de la "muerte" como la "llegada a la vida eterna". No soy creyente y no puedo dar una explicación en la que no creo. No estaba segura de cómo hablar del tema, de cómo enfocarlo y , al final, surgió sin más...


miércoles, 15 de octubre de 2014

¡Nos vamos al cole!: Puntualidad.

No hay comentarios:

Hace años, cuando aún no pensaba en tener un piojo saltando a mi alrededor, recuerdo que me resultaba curioso la escena de algunos padres corriendo con sus hijos para llegar a tiempo al cole, día tras día veía a las mismas mamás tirando de la mano de sus hijos. No lo entendía y no lo entiendo. Sí, es cierto que a cualquiera se le pueden pegar las sábanas una mañana y. sí todos estamos expuestos a que nuestros peques nos moten una pataleta antes de salir de casa, pero ¿todos los días? 

Recuerdo que algunas amigas que ya eran madres me decían "ya verás cuando seas madre", a lo que yo respondía "no, es imposible que yo vaya a ser así porque me conozco". No me equivocaba, si hay algo que no soporto en este mundo es la impuntualidad, sobre todo me fastidia ser yo la tardona. No quiere decir esto que alguna vez no llegue tarde, ¡soy humana!, pero procuro que no sea así.

 Intento inculcarle al piojo los buenos hábitos, considero que es algo que debemos aprender desde pequeños, por eso, salimos de casa media hora antes de la entrada al cole. A las ocho y media salimos de casa y así tiene tiempo de contemplar hasta las hormigas del camino. Sí, sí,no es la primera vez que nos paramos a observar un caracol trasladándose de un punto a otro, je je je. De esta manera, el piojo tiene tiempo de jugar con sus amigos en el patio del cole antes de subir a clase.

Pero, ¿qué ocurre cuando salgo del cole? Día tras día me encuentro a los mismos niños llegando tarde y muchas veces sus madres están tan contentas hablando tranquilamente como si diera igual que pase de las nueve. ¿Cómo vamos a exigirles de más mayores que se den prisa si nosotros vamos así de felices por la vida?

Besitos Avainillados


martes, 14 de octubre de 2014

My Little Book Box Boolino: El vecino lee un libro.

No hay comentarios:

Código promo VAINILLA

Una de las mejores cosas que podemos enseñarle a nuestros peques es el amor por la lectura. ¿Cuántas aventuras podemos vivir abriendo las páginas de un libro? Cierto es que no soy neutral porque, precisamente, yo me dedico a escribir historias, pero a pesar de mi "no neutralidad" no me irán a negar que es cierto lo que digo. 

Magos, hadas,duendes, dragones, caballeros, piratas... son tantos y tantos los personajes con los que podemos vivir aventuras, unas divertidas, otras misteriosas... Y no solo queda la parte de disfrutar sino que al mismo tiempo podemos aprender muchísimas cosas.

Hoy por hoy los papis lo tenemos más fácil que los padres de nuestra generación, porque nos encontramos con infinidad de libros en el mercado que vienen acompañados de actividades complementarias. 

Y precisamente, desde hoy les traeré información sobre una de estas marcas que nos facilitan a los padres el entretenimiento, creatividad y aprendizaje de nuestros pequeñajos: Boolino.

¿Conoces la "Little Book Box de Boolino"?

La "Little Book Box de Boolino" es una caja que continiene un sinfin de posiblidades para los peques y para los papis. ¿Qué contiene la caja?

Primero, un libro para los peques, cada caja nos indica las edades para las que está indicada. 
Segundo, una guía de lectura en la que se explica lo trabajado en el libro (valores, ejes educativos...) y fichas de actividades a partir de las que se plantean juegos de la guía.
Tercero, material. Cada ficha viene acompañada de un material determinado con el que trabajar.

   Desde hoy cada martes les traeré una caja nueva, una caja dedicada a una edad determinada, hoy comenzamos con la edad de mi piojo, ¡por supuesto! Ah, si pinchas en mi cógido te harán un descuento en tu suscripción. ¡No dejes de visitar su página! ¡Es realmente interesante! CÓDIGO PROMOCIÓN VAINILLA

El vecino lee un libro (4 - 5 años)
Editorial Tramuntana


Reseña de la caja

Este cuento infantil es ideal para explicar a los niños las ideas de convivencia y respeto. En este álbum ilustrado, se destacan los beneficios de la lectura por el mero hecho de leer pero también destaca el lugar donde se lee. ¿Tus hijos tienen un lugar donde leer? Los expertos aconsejan acondicionar siempre un lugar especial, diferente y tranquilo para ayudar a los padres a fomentar la lectura.
Este libro introduce diferentes conflictos que pueden darse, es labor de los adultos ayudarles a comprender e integrar estas situaciones de forma natural en su día a día. Además, jugaréis con las onomatopeyas a hacer mímica para adivinar de qué ruido se trata.

Material incluído: 

 El libro. La guía de lectura y actividades. Fichas de letras para recortar.  Fieltro naranja. Palos y bolas de porexpan. Limpiapipas.  Papel de aluminio.  Colores.  Fichas de onomatopeyas.  Fieltro amarillo.  Letras adhesivas.

¿A qué podremos jugar? : 

La primera y más importante: ¡Leer! y luego ya nos proponen:  

  • Tambor con el que representar el ritmo del cuento.
  • Mantel lector para enganchar letras adhesivas.
  • Juego de mímica donde nos ponemos las gafas y adivina el ruido que el otro imita.

Valores trabajados en El Vecino lee un libro :

  • La convivencia.
  • El placer de la lectura.

Besitos avainillados

domingo, 12 de octubre de 2014

Para ti, Adoptivo.

No hay comentarios:


Y ahí estaba yo frente a una pantalla de ordenador intentando hablar con tu amigo, pero a ti se te ocurrió la brillante idea de aprovechar que estaban (sí, “estaban” por mucho que te hayas empeñado en hacerme usar el “vosotros”, yo sigo fiel a mis raíces y sí, ahora mismo te estoy enseñando la lengua, je je je) todos en tu casa para hacer presentaciones oficiales. Y ahí sentada frente al ordenador leía una cadena de locura tras otra pero ver… lo que se dice ver… veía a Alonso corriendo y ganando carreras, ja ja ja, porque por entonces ganaba carreras, ja ja ja… Y así fue nuestro primer contacto, por cierto, no nos vimos, ja ja ja.

Pasaron los meses, varias visitas a Valencia y llegó el mes de enero, tú recién regresabas a casa de Afganistán y yo me venía con toda mi vida metida en un par de maletas. Tu amigo, ese que estuvo en manos del psiquiatra durante mucho tiempo, je je je, tú me entiendes, trabajaba y te mandó a ti y a otros dos “pañoleteros” (no voy a decir “tontos con pañoletas” para no volver a perder puntos, ¡me cachis, ya lo he dicho!) a recogerme al aeropuerto.

¡Hala, bienvenida por todo lo alto! Con anécdotas para dar y regalar, ya me encargaré de contársela yo a mis nietos, a los tuyos…, y al que quiera oírla porque es de peli de risa, ja ja ja ja, no podía ser de otra manera estando tú por medio.

Y así, de pronto te colaste en mi vida haciendo pensar que igual yo había adquirido un lote, un dos por uno de los del Carrefour. ¡Carrefour! Sí, sí, has leído bien queridísimo adoptivo, Carrefour, ¿te suena ese centro comercial por el que hacías carreras de carros mientras tenías la poca vergüenza de decirme: “yo puedo, mi carnet indica que puedo conducir carros, eso sí de combate”? ¿Cómo no recordarte con una sonrisa en los labios?

Y así entre carreras en el Carrefour, confusiones de los que no puedan ver a un hombre y a una mujer juntos sin pensar que solo son amigos te convertiste en mi “adoptivo”. ¡Si tuviste la caradura de decirle a mi abuela por teléfono que eras el otro!

¡Diez años da para mucho pero saben a poco! Sí, a bien poco, porque sí hemos reído, llorado, porque sí en el último año me mostraste a un Carlos diferente, me demostraste que “los chicos sí lloran” y también que el amor duele pero no mata. Me enseñaste que eras mucho más que risas y fiestas, aunque eso ya lo sabía porque ya sabes que hasta el duro más duro lleva a un “blandito” dentro, mira Clint Eastwood y sus Puentes de Madison, ja ja ja.

“Adoptivo”, te prometí convertirte en personaje de una de esas historias que tú leías, sorprendiéndome gratamente por hacerme tener un lector de género masculino. Te juro que si me ha hecho ilusión saber que alguien me leía, ha sido que fueras tú, y encima que me dijeras que a pesar de “escribir para mujeres se podía leer, que no era ñoño ni empalagoso” ja ja ja. Yo solo te digo que mis promesas siempre las cumplo y, si bien tu princesa Crucilda seguirá protagonizando aventuras junto al caballero Ericuldo, tú tendrás ese personaje y sí pondré aquello de “cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia”.

Y así sin más esta “Roja, republicana y atea” te dice un hasta siempre y brindaré a tu salud cuando me den El Planeta.

Muaaaaaaaackis Adoptivo
La filóloga


P.D.: También prometo que en algún momento compraré esa navaja de importación para volver a ganar los puntos perdidos. 

lunes, 15 de septiembre de 2014

¡Nos Vamos al Cole!: Els alumnes morim de calor...

No hay comentarios:


  No podía salir de mi asombro. Atónita me quedé escuchando a Cospedal. "Ah, igual no es ella sino alguien que se le parece y eso es un monólogo"." No, Elva, tienes la sexta puesta, pero eso son las noticias". 

      Indignante, realmente indignante. ¿Cómo se puede tener la desfachatez de decir que mientras los alumnos valencianos se manifiestan porque "en Valencia hace calor, algunos estamos trabajando por buscar soluciones" cuando llevas manga larga para no tener frío por los 21grados del aire acondicionado que tienes en la sala?

    No, no se equivoque Señora Cospedal, en Valencia los estudiantes no se manifiestan porque haga calor. No, contra la metereología no pueden luchar. Ellos reivindican tener unas condiciones saludables en las aulas. 

     ¿Trabaja usted a más de 30 grados en su despacho? Yo le puedo asegurar que el aula de mi hijo debe ser la representación, nada metafórica, del Infierno. Morirme quise cuando el primer día de clase su tutora nos convocó a los padres en el aula.

    Ni diez minutos estuvimos allí y estuvo a punto de darme una lipotimia. El aula de mi hijo debe ser el paraíso para las bácterias y microbios. Ahora que lo pienso podría servir como sala fermentadora, las masas para el pan deben subir en un pis pas. 

    Ironía, sí ironía es la única manera que se me ocurre para hablar de las condiciones insalubres del aula. ¿Cómo se puede tener a 25 niños de 4 años en esas condiciones? ¿Cómo se puede tener a 25 niños de 4 años en un aula cuya temperatura no baja de los 30º?

    No, no podemos luchar contra las temperaturas del exterior, pero sí podemos tener aulas en condiciones. Los niños pasan más horas en el colegio que en sus casas, los niños deberían sentirse allí como en casa. ¿Cómo va a querer un niño de 4 años ir al colegio cuando se está en esas condiciones?

   No, señora Cospedal, los alumnos valencianos reividican aulas en condiciones y, eso no es tener que ir en bañador, chanclas y un abanico en la mano.

Besitos Avainillados

lunes, 8 de septiembre de 2014

Crucilda, la princesa pirata.

No hay comentarios:
El post de  hoy es un post especial. Hoy es el cumpleaños de la "amiga para toda la vida" de mi piojo y para ella es este cuento...

Crucilda, la princesa pirata

Érase una vez que se era en un reino muy pero, que muy cercano, vivía una ávida e intrépida princesa pirata, que siempre estaba dispuesta a vivir mil y una aventuras. Crucilda, así era conocida en el imaginario mundo de los cuentos, aquella mañana se había levantado con una alegría especial. Nada más levantarse se asomó a la ventana de su castillo, el sol brillaba en un impresionante cielo azul. Era increíble no ver ninguna nube, pues, apenas horas antes los rayos dividían el cielo en dos mitades. Dos mitades que le recordaba que su reino también estaba así, separado en dos, pero el  corazón de Crucilda sabía que a pesar de todo, a pesar de aquella fractura, ella siempre uniría aquellas dos mitades porque aquella piratilla, un tanto granujilla (como todos los piratas) era lo mejor que había ocurrido en su muy cercano reino.
Crucilda soñaba con ser bailarina, hada y, por supuesto, princesa…Bueno, bueno, princesa ya era… Eso sí, al mismo tiempo en ella afloraba su alma guerrera: disfrutaba viviendo aventuras piratiles junto a su “amigo para toda la vida” el pirata piojo y su fiel escudero canino. Sí, junto a ellos, las aventuras se vivían a pares, piratas, guerreros, caballeros, princesas, hadas, bailarinas, duendes, gnomos y un sinfín de seres mágicos convivían en sus juegos.
Una nueva sonrisa volvió a aflorar en los labios de Crucilda, sí, no había duda, había oído bien, “el cumpleaños feliz” resonaba a su alrededor.
―¡Había olvidado que hoy es mi cumpleaños! ―exclamó Crucilda nada más oír la canción.
―¡A desayunar! ―oyó tras los besos de felicitación.
Crucilda rezongó un poco antes de sentarse a la mesa. Contempló la taza con detenimiento. Sí, Crucilda era una princesa maravillosa, una increíble bailarina, una dibujante magnifica y, maneja con destreza la espada, sin embargo, al igual que su amigo de aventuras el pirata Piojo, le daba pereza comer.
Uff…sus padres tenían que llenarse de paciencia en comidas y cenas porque su apetito no terminaba de llegar. Crucilda removió la leche fijamente mientras escuchaba nuevamente: “bébete la leche” y se dio cuenta que aquel no era un cumpleaños cualquiera. No, era un cumpleaños especial porque ya cumplía ¡toda una mano! Sí, ya tenía cinco años y aquel año haría el último curso de infantil. Sí, igual ya había llegado el momento de cumplir el deseo de sus padres y comer sin rechistar…Crucilda cogió la taza, mientras bebía la deliciosa leche pensaba: “sí, voy a hacer felices a mis papis. ¡Me comeré siempre toda la comida! Bueno, siempre…siempre no, igual algún día dejo algo porque no me gusta…”
Y colorín colado este cuento ha terminado y el que no levante el culete ¡¡¡se le queda pegado!!!
Besitos avainillados