martes, 21 de mayo de 2013

A buen entendedor...


Recuerdo perfectamente la clase de Fonética y Fonología de Primero de Carrera en la que hablamos de la peculiar manera que tienen los niños de dividir las palabras. Muchas veces ellos juntan sílabas de unas y de otras y escriben las palabras haciendo las divisiones donde ellos han entendido que van. De la misma manera que realizan los plurales y conjugan los verbos siguiendo las normas generales, usando la lógica, y sin tener en cuenta si es un anglicismo y tiene un plural diferente o si el verbo es irregular y su conjugación es distinta.


      Escuchar a los peques cuando están aprendiendo a hablar es , a veces desesperante para nosotros cuando no los entendemos y para ellos porque deben pensar que somos tontos por no comprenderlos, pero a la vez es muy divertido y aleccionador porque descubrimos su manera de conocer la lengua. Como van haciendo sus deducciones y sus grandes logros en el don de la palabra.

    A estas alturas del partido ya saben que el piojo es un charlatán. Habla y habla sin parar. Juro que a veces le pondría un tapón en la boca o le daría al botón del off porque no calla ni durmiendo. Obviamente, como todos los peques de su edad tiene su propio vocabulario, hace ya mucho hablé sobre la necesidad de la creación de un diccionario. Estoy segura que muchas de las palabras son generales para todos los niños, otras serán peculiares de cada uno, pero un diccionario nos vendría bien a los papis, sobre todo al principio porque esto es como el aprendizaje de un idioma extranjero…has de hacer oído luego todo es más fácil…je je je.

     El lunes por la noche estábamos en nuestra particular cruzada para que se le quedé bien tatuado en la cabeza que su nombre es Eric y no piojo y pasó esto….

_¿Cómo te llamas?_ le pregunta papá piojo.

_Eguiccccccc_

_Eric Sanchis Martínez_  le digo yo

_Eguic….pojo…anchis atinessss_ contesta.

Nos reímos con su arranque porque no deja el piojo ni de broma y durante un rato lo dejamos. Pasados cinco minutos el padre le vuelve a preguntar….

_¿Y tú…cómo te llamas?_

_Eguiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiccccccccccccccccccccccccccccc…_

_Eric..¿qué más?_

Y él entiende ¿quemas? Y responde…

_no…papá…no quemo…no estoy caliente…._

Y las risas resonaron en el salón bajo su mirada de incomprensión a la vez que picarona…

Besitos avainillados


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡¡¡El Comando piojo te da las gracias por tus comentarios!!!