lunes, 29 de abril de 2013

Tiempo para el recuerdo: El día del libro.


    Sí, una vez más el aroma a vainilla ha estado ausente de la blogosfera. Espero que ya nos quedemos por aquí durante mucho tiempo. Mientras nos lean el comando piojo y la que les escribe acudiremos puntualmente a nuestra cita blogosferil.

     Los lunes echamos la vista atrás. No recordamos la semana, eso lo hacemos el domingo, miramos más atrás. Recordamos alguno de esos primeros post que, probablemente, no tuvieran tantos lectores porque comenzábamos a hacernos un hueco en la blogosfera.

    Hoy venimos con no uno sino un par de posts dedicados al Día Internacional del Libro y los Derechos de Autor que celebramos cada 23 de abril. Para mí es una de mis celebraciones favoritas, el salir a la calle a ver los puestos de libros siempre me ha gustado.

    Cada 23 de abril recordamos a Don Quijote y sus inolvidables aventuras, yo desde aquí les grito que no dejen morir nunca al Quijote que todos llevamos dentro. Sí, es importante tener los pies en la tierra pero también darle rienda suelta a nuestra imaginación...Cervantes nos contaba como Alonso Quijano se volvió loco con tanta lectura de libros de caballería. Maravillosa locura que nos ha servido a nosotros para tener en nuestras manos la primera novela clasificada como moderna. 

   En casa yo tengo a mi propio Alonso Quijano. A mi propio Don Quijote. Mi piojo es un poco como él, locuelo, imaginativo, siempre viviendo un sinfin de aventuras junto a su inseparable amigo. No rocín sino can. No Rocinante sino Gabo, nombre de gran literato, gran maestro del realismo mágico. Juntos corren sus aventuras.

  Hoy piratas. Mañana puperhéroes. Pasado luchan contra dragones o buscan fosiles de dinosaurios. Dinosaurios que habitan en el bosque de las piñas, donde la familia ardilla tiene su árbol-casa. No seré yo quien le niegue todo. No seré yo quién le diga que no existen. Los monstruos vienen a casa a jugar. Son amigos. Colegas de juegos. Comedores de chuches y saltadores compulsivos. Azules, rojos o amarillos...grandes amigos de sus amigos, prefieren cenar y dormir en casa.

  Imaginación para dar y regalar y aún no lee historias. Sólo las escucha. Estoy segura que disfrutará de lo lindo cuando pueda leer y descubrir serpientes comedoras de elefantes, niños criados en la selva,piratas surcando los mares del sur....Aventuras que los libros nos regalan para hacernos soñar....

Besitos avainillados
 



  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡¡¡El Comando piojo te da las gracias por tus comentarios!!!