viernes, 18 de noviembre de 2011

Mamá Canguro.-



 Hoy me he levantado con la sensación de ser una mamá marsupial. Eso sí, me he mirado y he visto que afortunadamente no me ha salido ninguna bolsa en el cuerpo, jejeje, menos mal a ver  si no cómo la iba a combinar con mis modelitos, jejeje. Bromas aparte,  no sé si alguna de ustedes se habrá sentido así en algún momento.

  Seguro que sí porque a todos los niños en mayor o menor medida les dan esos momentos en los que sólo quieren estar con mamá. Eso es lo que le ha pasado a mi piojillo estas últimas noches. Se despierta me llama desde la puerta de su habitación, no puede salir porque le tenemos una vaya para que Gabo no se suba a su cama y lo despierte, lo cojo lo llevo a la mía, lo acurruco en medio… y no, no quiere estar ahí sino sobre de mí.
Ahí estaba yo con un enorme bebé de 17 meses, tiene el tamaño de un niño de 2 años, sobre de mí y con su cabeza clavada justo en mi cuello, yo con la cabeza levantada porque no podía respirar en esa posición. Posición que para él parece ser ideal porque se durmió como una marmota y entonces pensé es la mía ahora lo  pongo en la cama,ilusa de mí, enseguida notó el cambio y tras quejarse volvió a acurrucarse encima de mí.¡ Nada que Pikolín al lado del cuerpo de mami no tiene nada que hacer! 

Dejando a los canguritos a un lado pero siguiendo con el tema adoración bebé por mamá.¿Quién no ha dicho alguna vez la comida de mi madre es la mejor? o como la de mi madre ninguna.Yo sólo he vivido un caso contrario cuando una antigua compañera de facultad dijo un día en el comedor "Uhm... está como el   potaje de mi madre".Recuerdo que la miré con cara de incredulidad pensando que estaba de broma, pero no, hablaba en serio y entonces pensé "pobre, la madre cocina de pena" .

Bien, hasta aquí todo dentro de la lógica pero ¿por qué lo que se está comiendo mamá está más bueno que cualquier otra cosa incluso que el mismo helado de tres chocolates que tiene papá?¿No han pasado por esa situación? Yo ya la había vivido un par de veces , lo del plato de mami está más bueno que lo de papi pero ya lo de ayer fue lo MÁS.

Cuento : Ayer el Piojillo hizo pellas o lo que es lo mismo fuga fugae. Ayer no fue a la guarde porque teníamos hora en la poli para hacerle el DNI. Tontería de las grandes porque sólo tiene 17 meses pero como alguna compañía Low Cost lo exige para volar dentro de España pues no queda otra si en algún momento encontramos verdaderamente una oferta y no una tomadura de pelo, por la que tenga que pagar por un vuelo a Gran Canaria más que si me fuera a la otra punta del mundo.

Así que tras tener al niño documentado y a los papis con los carnets renovados nos fuimos de compras de adornos navideños y luego a comer.

Piojo a los Tres Chocolates.-
Hora del Postre : No, no voy a pedir postre. Pero el helado de tres chocolates era irresistible.Je je je, ¿para quién? Mi niño debió meterse en mis pensamientos y saber que su mami quiere perder un par de kilos y dijo el helado es mío  y tan suyo. Ni lo probé. Miento, probé la galleta para quitarle el borde y que pudiera seguir saboreando el chocolate. Grrr, el helado del padre el mismo pero ese no estaba igual de bueno.Grrrrrrrr..... Así que Elva, estás castigada sin postre.




7 comentarios:

  1. Jaja, que me has hecho reir, ese pequeño es un bebé canguro. Es de lo más rico cuando duermen sobre una, claro que el mío lo recordó cuando tenía 3. Incómodo, si lo es, pero como que no quiere la cosa una se va tumbando hacia un lado y comparten la cama.
    Chocolate... una de mis debilidades, lo entiendo completa y absolutamente. jiji.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta tu blog gracias por visitar el mio

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Qué rico el postre!! ¡Me lo pido yo también! :-)
    Nosotros tbn hemos comprado ya los adornos navideños y me muero de ganas de ponerlos ya! jeje

    ResponderEliminar
  4. Disfrútalo mientras puedas, es lo que yo hago. Algún día añoraremos esos momentos. A nuestro peque le encanta dormir entre nosotros, la cabeza y parte del torso sobre mi y los pies sobre papá. Si nos miras desde arriba parecemos una H... ;b

    ResponderEliminar
  5. Hola, Pamela,me alegro de haberte arrancado una sonrisa.
    Laura gracias por tus palabras, a mí también me gusta el tuyo.
    Silvia, ¿sabes que hubo una época en la que no me gustaba el chocolate? De hecho me viene a gustar el chocolate desde hace menos de 15 años, jajajaja,mi estancia en Londres me hizo conocerlo, jajajaja.Yo también tengo ganas de decorar la casa pero me da miedo pensar cómo va a acabar el árbol,jejeje.
    Yaneth,lo disfruto al máximo porque crece tan rápido!!!Nosotros de normal también parecemos una H,esta pose es nueva de esta semana.
    Un abrazo para todas,muaaaack

    ResponderEliminar
  6. A proposito, en este momento, mi pequeña se levanto de su siesta, que estaba haciendo en su cuna, y decidió que necesitaba seguirla, pero encima de mi!!! Ahh, y yo también muero por el chocolate pero solo desde que me convertí en mamá. Antes, no me llamaba la atención para nada. Gracias por este post tan real y divertido. Feliz fin de semana!!

    ResponderEliminar

¡¡¡El Comando piojo te da las gracias por tus comentarios!!!