lunes, 7 de octubre de 2013

Los Lunes: Mis Consejos de Mamá a Mamá.


La Aventura del Embarazo...



              La semana pasada le dedicábamos esta sección a una de las compras inevitables cuando un bebé llega a casa, la cuna. Hoy nos toca otro de los imprescindibles, el carro. Hay carros para aburrirse viendo, tenemos de todos los tipos habidos y por haber y adaptados para las diferentes edades. Clásicas inglesitas, carros que se adaptan según necesidades, de tres ruedas, cuatro ruedas, ruedas dobles, más altos, más bajos, que se pliegan hasta la más mínima expresión...

         Conclusión cuando entras en una tienda de bebés si no tienes las ideas claras a la hora de comprar te puedes volver completamente loca. Verás carros y más carros, en todos los colores, en infinidad de materiales, más modernos, más clásicos... Ufff...¡un horror! Y luego está que a lo mejor a ti te gusta un modelo y al padre de la criatura otra, je je, ¡esa es otra! Y sabes una cosa, lo cierto es que en la mayoría de los casos, cuando salgan los dos con el bebé será él quien lleve el carro.

     Bien, consejos de esta semana a la hora de elegir el carro, dejando a un lado el bolsillo de cada uno,porque sí, las tiendas de bebés nos ofrecen mucha variedad pero la gran mayoría no precisamente a bajos precios. Claro, siempre puedes recurrir a los outlets y comprar carros de la temporada anterior. Tenlo en cuenta porque ahí puedes encontrar una buena oferta por no ser el color de moda de la temporada.
   
     Otro consejo, éste muy importante, es tener en cuenta las medidas. Uno, si en casa subes y bajas en ascensor ten en cuenta el espacio con el que cuentas. Dos, el tamaño del maletero de tu coche. Tres, el espacio del que dispones en casa para dejarlo. Cuatro, si te mueves en transporte público piensa que no en todos los autobuses (aaaaah, ¡guaguas en mis islas!) caben bien determinados modelos de carros.

     Tercer consejo. Sí, la estética nos entra por los ojos. Nos enamoramos de un carro por su línea, su color pero piensa que hay cosas más importantes, el sistema de frenado. Importante a tener en cuenta,¡no lo olvides! Ten en cuenta también todos sus accesorios, tales como plástico para la lluvia, cesta que te ayude a llevar cosas (los bebés arrastran muchos "trastos"), sacos para el frío, que el material sea fácil de limpiar...

       Nosotros optamos por un carro de línea sencilla de los tres en uno, silla de paseo, capazo y la maxi cosi del grupo 0, que servía para el coche. Desde mi punto de vista es la opción más práctica, a decir verdad el capazo poco lo usamos, apenas uno o dos meses, luego siempre llevábamos al Piojo en la maxi cosi. Esa fue nuestra elección, ¿cuál va a ser la tuya? Ah, recuerda que no siempre puedes llevarte a casa el carro desde que lo compras. Normalmente, lo tienes al par de meses. ¡Buena compra!

Besitos Avainillados

2 comentarios:

  1. Una gran recomendación!
    Un beso,
    Nika
    http:///eldenika.blogspot.com

    ResponderEliminar

¡¡¡El Comando piojo te da las gracias por tus comentarios!!!