domingo, 23 de octubre de 2011

Domingos Tranquilos.-

 





   Hasta hace unos meses decir  Domingos Tranquilos me resultaba redundante. Siempre me había parecido que los domingos tienen un ritmo diferente incluso llegando a ser aburridos y en algunos casos deprimentes.

    Lo mejor de los domingos, siempre desde mi punto de vista, era levantarme tranquilamente, sin prisas. No confundir con gandulear en la cama perdiendo la mañana. Nunca me ha gustado. Siempre me ha parecido perder horas de disfrute. Eso sí, sin criticar a los que les guste cada uno tiene sus gustos, y en gustos no hay nada escrito.

   Como iba diciendo lo mejor para mí era levantarme relajadamente y desayunar con esa parsimonia que sólo te puedes permitir los domingos porque el resto de la semana vas demasiado liada como para ello, a no ser que te levantes una hora antes y te encargues de montar las calles ya de paso.

   Sin embargo, así como las mañanas siempre me han gustado. Las tardes ya solían ser más tristes. Quizás por esa misma lentitud que tienen los domingos. Quizás porque los domingos siempre me ha tocado planchar por las tardes.Quizás porque signifique la vuelta a la rutina de la semana. O sencillamente porque recordara las tardes de domingo de peque regresando del campo escuchando el carrusel deportivo y aquello de Soberano es Superior y el Es Cosa de Hombres mientras me llegaba la humareda a puro de mi padre.

   Lo cierto es que los domingos ya no son tranquilos. Ya no hay posibilidad de gandulear hasta las nueve en la cama. A las ocho como un clavo se escucha en la habitación mamáááááá y últimamente papááááááááá y acto seguido se escucha un tintineo de campanillas correteando en busca del despertador humano. A continuación se oyen las risas y como corretean  hasta llegar a nuestra cama. Y comienza el maratón de los Mickey,Many Manitas,Pocoyós ....

  Bibe para el piojo , bolitas (pienso) para el otro piojo. Y sigue el domingo. Los dejas en el salón viendo el Disney Channel o el Cartoonito o cualquiera de los que ponen dibus para piojillos y te vas a la cocina con intención de desayunar tranquilitos. Je je je.... misión imposible.... al rato los tienes a los dos allí. Uno coge galletas mientras trepa por las piernas del padre, el otro me mordisquea las zapatillas.

    Carreras,risas invaden la casa. El periódico, jejejeje, ni de broma lo logras leer, ya verás las noticias en el telediario. Lo mejor las tardes de domingo ya no las dedicas a planchar. Imposible con dos mini piojos en casa. Toca jugar,pintar,pasear,correr....y pensar que mañana es lunes y hay GUARDERÍA!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡¡¡El Comando piojo te da las gracias por tus comentarios!!!