miércoles, 31 de agosto de 2011

Caquitas.-

       Podría ser tildada de escatológica nada más leer el título, pero escribiendo mis aventuras y desventuras con un bebé,¿cómo no hablar de caquitas?


  
       Mi piojillo tiene un claro horario para realizar sus defecaciones, ese no es otro que después de cualquier comida de sus papis, siempre te deja el "postre" de cosecha propia. Así que tras el desayuno, entre el postre y el café o antes de repantigarnos en el sofá nos toca tomar oxígeno, por el momento no nos hemos comprado mascarillas antigases tóxicos, tener mucha calma y muchas toallitas porque la ocasión lo necesita. Si estamos los dos en casa lo hacemos entre los dos porque el piojo parece más una pulga saltarina ,se mueve sin parar para ponértelo aún más difícil. Eso sí, en las vacaciones he podido comprobar que la yaya puede ella sola, o es la maña o tiene superpoderes, ¿ambas cosas?


   Bien, esa es la situación normal, pero es obvio que no siempre hay cuatro brazos para solventar la situación como por ejemplo la semana pasada.


    Me encontraba fregando las tazas del desayuno cuando el piojillo se acercaba a la cocina llorando desconsoladamente, colocándose entre mis piernas y el fregadero estirando sus brazos para que lo cogiese. Termino de fregar y tras decirle que mientras llorara no lo iba a coger ( norma de la casa, el llanto no sirve para conseguir algún fin, no quiero un niño perretoso que llore para conseguir lo que quiera) empiezo a percibir un cierto tufillo que salía de sus pañales, puaafff.... por el suelo de la cocina hay un rastro que me indica su recorrido, cual Pulgarcito.


     Lo cojo y tras coger todos los útiles necesarios para proceder al cambio de pañal lo deposito sobre el sofá y compruebo que lleva pringue en las piernas, barriga, manos, acto seguido miro mi vestido recién cogidito de la percha, lavadito y planchadito, descubriendo que lo llevaba completamente manchado de las caquitas de mi piojo. Así dice el refrán quien se acuesta con niños....

2 comentarios:

  1. Que divertida la entrada de las caquitas! Me han hecho reir mucho las fotos! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Willy, me alegro que te haya gustado.
      saludos

      Eliminar

¡¡¡El Comando piojo te da las gracias por tus comentarios!!!