viernes, 30 de octubre de 2015

Los viernes y yo: De braguitas y otros menesteres...

 Desde hacía tiempo quería comenzar esta nueva sección en el blog, dejar a un lado los líos maternales centrándome un poquito en mi otro yo; en ese yo que no ha dejado de existir por haberme convertido en madre. 

No solo había pensado este nuevo apartado y decidido que fuera en viernes, por aquello de estar a las puertas del fin de semana, sino también tenía claro que quería comenzarlo con un temita en cuestión: las bragas.

Bueno, en realidad, las bragas son solo una excusa para hablar del paso del tiempo, del ir cumpliendo años. Por cierto, conozco a una que en breve volverá a soplar las velas: ¡45 velas! ¡Y muy orgullosa de ello!

jueves, 29 de octubre de 2015

Club de Lectura: Los atrevidos dan el gran salto.

Los atrevidos dan el gran salto

Los atrevidos dan el gran salto.

Autora: Elsa Punset
Ilustradora: Rocio Bonilla
Colección: Taller de Emociones
Editorial: Penguin Random House Grupo Edit.
Edad: A partir de 4 años
Páginas: 48
Precio: 14,95€

A caminar, hablar, a comer solos, vestirse, quitarse el pañal... son muchas las destrezas,  que los padres hemos de enseñar a nuestros peques en sus primeros años de vida. Algunas de esas destrezas nos llevarán más tiempo a unos que a otros pero, al final, más tarde y más temprano dejándonos llevar por el ritmo que cada pequeño tiene las conseguimos. Sin embargo, ¿qué ocurre con las emociones? ¿Sabemos enseñar a gestionarlas? ¿Aprendimos cómo hacerlo en algún  momento de nuestras vidas? ¿Alguien nos enseño?

lunes, 26 de octubre de 2015

Conversaciones con el Piojo: No creo en dioses.

A estas alturas creo que, todos o casi todos mis lectores, conocen mi ateísmo, en más de una ocasión ha salido el tema en alguno de mis posts. A pesar de mi falta de creencia en Dios respeto a aquellos que sí creen, aunque no comparta sus ideas me parece totalmente respetable su creencia. Una de las consecuencias de mi ateísmo y el agnosticismo de papá piojo, el piojo no ha sido bautizado y, obviamente, en el cole no hemos cogido la optativa de religión. En realidad, no entiendo que los peques desde tres años tengan religión en un supuesto país laico...

Sin embargo, el piojo entiende de dioses, de creencias y falta de la misma. Sinceramente, muchas veces me sorprendo con su capacidad de raciocinio, pues, solo teniendo 5 años se plantea temas que a muchos niños de más edad ni se les ocurre pensar.

jueves, 22 de octubre de 2015

Club de lectura: ¡Zaska! Perdidos en la gran manzana.



¡Zaska!:Perdidos en la Gran Manzana.

Autora: Martina Klein
Ilustradora:Isabel Vílchez Miguel
Editorial: Montena/ Penguin Random House Group
Edad: a partir de 7 años.
Páginas: 128
Precio: 12,95€

La semana pasada en esta sección hablábamos del primero de los libros de esta colección: ¡Zaska!, libro con el que Martina Klein se iniciaba como escritora de literatura infantil. Hoy traemos el segundo de los libros, el cual ha salido al mercado hace poco más de un mes y, en los fogones ya se encuentra el tercer libro de esta divertida colección.


Sinopsis

Tras el éxito alcanzado con la primera novela escrita por Zaska, es decir, por los hermanos: Lula, Nito y Beth, la editorial le pide una segunda novela, así que los tres hermanos tendrán que volver a meterse en la piel de Zaska para teclear esa nueva historia, y claro, tendrán que volver a vivir nuevas aventuras que contar.


Esta vez a los tres hermanos se les suma un nuevo personaje: su hermano canino: Bis-Bis. En esta ocasión los hermanos vivirán emocionantes aventuras en Nueva York, a donde han ido junto a sus padres. ¿Qué sorpresas les esperan en la ciudad que nunca duerme? 


En Nueva York se encontrarán con el ya conocido mago Belerenchi, el cual se encuentra en medio de una convención de magos. A estas alturas todos conocemos al torpe Belerenchi, no  hace falta decir que Belerenchi y su torpeza como mago los meterá en mil líos diferentes. Belerenchi pretende realizar un gran truco para descubrir el secreto de la Gran Manzana, ¿lo logrará?


Opinión


¡Zaska! Perdidos en la Gran Manzana es una historia que atrapará a los jóvenes lectores de principio a fin, su atractivo formato junto con la frescura de los diálogos y la cercanía de los personajes te hace meterte en la piel de cualquiera de ellos. Sin duda alguna, es una lectura muy recomendable. Y recuerda que un libro es siempre la mejor de las puertas al mundo de la imaginación.

Besitos avainillados

jueves, 15 de octubre de 2015

Mi armario de Narnia.


Si hace unos años alguien me hubiese preguntado cuál era mi sueño, sin pensarlo dos veces hubiese contestado:
  ¡Un armario! 

Sí, un ordenadísimo armario surtido de innumerables vestidos, faldas, pantalones, chaquetas...y , una zona especial para mis dos pasiones: los zapatos y los bolsos. Sí, consciente de parecer materialista, consumista, frívola y todos aquello que se les pueda pasar por la cabeza; curiosamente contradiciendo mis ideales de izquierdas, esa hubiese sido sin duda alguna mi respuesta.

Hoy, sigo soñando con un armario pero, ya no lo veo lleno de trapitos, Manolos, Jimmy Choo o unos suelas rojas de Louboutin... No, mi ideal de armario ha variado, dándome igual su contenido; ahora solo me interesa que tenga una puerta interior.

¡Sí! Ahora no sueño con un ropero con fondo de armario, sino con un armario de doble fondo. Un doble fondo mágico, al que llegar atravesando esa puerta de escape, esa puerta que va directa a otro mundo, a otro lugar, a otro tiempo...

Sí, sueño con mi propio armario de Narnia, pero mi Narnia particular nada tiene que ver con la del libro. No hay brujas, salvo yo, no hay leones, elfos, duendes ni ningún ser mágico. No, para mundos mágicos ya tengo los creados por mi piojo. 

No, esa puerta da un salto a un tiempo anterior. No hace falta dar mucha vuelta al reloj, con llegar a principios de siglo tengo suficiente.

Uff... ¡qué mal suena lo de principios de siglo!

Un tiempo en el que mi único problema era qué ropa ponerme, un tiempo en el que escuchaba los problemas de los demás para darme cuenta de lo feliz que era... y no, no se lleven a error. No quiero decir con esto que no sea feliz. Nada más lejos de mi intención pero a veces solo a veces, me gustaría abrir la puerta del armario colarme en él mientras en casa resuenan los múltiples: 

¡Mamiiiiiiis!

abrir esa puerta mágica y vivir un par de días tranquilamente. 

Un par de días que solo fueran minutos para los de este lado. Luego volvería con más fuerzas...con las pilas recargadas, volviendo a retomar mi vida en el mismo punto, con los mismos ¡Mamiiiiiiiis! tatuándose a fuego lento en mi cerebro. Eso sí, sabiendo que en cualquier momento, cuando me vea a punto de explotar, puedo adentrarme en ese armario y, volver a ese otro mundo en el que escuchaba ¡Mamiiiiiiii! y no me giraba en la calle.

¡Ojo! No sería egoísta, compartiría armario con papi piojo y con todo aquel que necesite ese pequeño momento de desconexión... ¿Y ahora quieres un armario?

Besitos avainillados

martes, 13 de octubre de 2015

Club de lectura: Zaska

Zaska

Autora: Martina Klein
Ilustradora: Isabel Vílchez Miguel
Editorial: Montena /Penguin Random House Grupo Editorial
Edad: De 9 a 12 años
Páginas: 128
Precio: 12,95€

Y de la mano de Martina Klein, a la que hasta ahora conocíamos por su faceta de modelo, actriz, presentadora y humorista. Sin olvidarnos de sus columnas en El Periódico de Cataluña, La Vanguardia y la revista Marie Clarie llega Zaska.

Zaska tiene, nada más y nada menos, que seis manos, seis piernas y tres cabezas, pero no te equivoques no se trata de un horripilante monstruo, sino del seudónimo usado por el escritor de esta historia. Bueno, más que escritor, deberíamos decir escritores, pues, son tres hermanos: Nito, Lula y Beth.

lunes, 12 de octubre de 2015

Crónica como "madre soltera".


No, ni estoy soltera, ni divorciada ni nada que implique estar sin pareja, pero este verano experimenté la sensación de ser madre soltera durante 20 días y, ahora mismo, mientras escribo este post vuelvo a estar en pleno proceso de locura.

viernes, 9 de octubre de 2015

¡Nos vamos al cole!: De talleres.


En muchas ocasiones he comentado que una de las cosas buenas de no estar trabajando fuera de casa, siempre hemos de encontrar el lado bueno de las cosas, es el haber podido disfrutar de momentos con mi piojo que de otro modo hubiese sido imposible. Hoy ha sido uno de esos momentos, hoy teníamos taller en el cole: la mocadorà (pañuelada).

miércoles, 7 de octubre de 2015

¡Mami!


¿Cuántas veces al día podemos escuchar el grito de: ¡Mamiiiiiiiiiiii! ? Yo me atrevería decir, como diría mi piojo, cuatrocientas mil veces o ¡más! A veces creo que si me hubiesen dado un céntimo por cada ¡mamiii¡, por cada ¡mamá! Tendría más pasta que cualquiera de los paraísos fiscales, je je je...Cualquier madre me entenderá, y sabe que no ando desencaminada en lo que digo, sobre todo si su peque es como el piojo que no se conforma con llamarme una vez, aunque yo le responda a la primera. No, el tiene que llamarme: dos, tres, cuatro...cuatrocientas mil veces en el mismo momento para decirme: ¡ALGO IMPORTANTE! ¡SIEMPRE ES ALGO IMPORTANTE! según él, aunque sea para preguntarme cuando se extinguieron los dinosaurios...


lunes, 5 de octubre de 2015

Cosas que hacer con los peques en Valencia: Parque Gulliver


 Sin duda alguna, uno de los mejores recursos con los que contamos los padres al llegar el fin de semana es ir al parque. Y si en vez de ir al parque de al lado de casa, nos vamos a pasar el día a uno de los mejores parques infantiles que tenemos en Valencia, mejor que mejor.

El parque Gulliver 

Es uno de los lugares favoritos de mi piojo. ¿Qué niño no disfruta deslizándose por el tobogán? Si hay un juego solicitado en los parques infantiles, a veces yo he llegado a pensar que casi tendrían que ponerles numerito para hacer cola, je je je je, ¿no me dirán que no han visto verdaderos atascos en los toboganes? Y ya mejor no hablamos de cuando se tropiezan unos contra otros porque muchos, la mayoría,  intenta subir por el tobogán en sí en vez de la escalera.

Siendo el tobogán uno de nuestros juegos favoritos de peques, ¿cómo no va a ser un lugar mágico para la diversión el parque Gulliver? Toboganes, toboganes y más toboganes por los que deslizarte sintiéndote como un auténtico liliputiense trepando y dejándote caer por la cabeza de Gulliver, trepando por su cuello, caminando por sus brazos, adentrándote en sus zapatos...

Si le añades que los papis podemos disfrutar junto a nuestros peques, deslizándonos con ellos, volviendo a disfrutar de un domingo en el parque como cuando éramos pequeños y además le sumamos que ¡¡¡es gratis!!! ¿No me dirán que no es un lugar en el que pasar el fin de semana con los peques de la casa?

Así que el próximo fin de semana ponte un pantalón cómodo, calzado adecuado y deslízate por el gigante que duerme plácidamente en medio del antiguo cauce del río Turia, luego no te lo pienses dos veces y túmbate en la hierba a disfrutar del sol. Sí, en casa lo tenemos claro: el parque Gulliver es uno de nuestros rincones favoritos de Valencia.

Besitos Avainillados

viernes, 2 de octubre de 2015

Jornada intensiva.


El curso pasado  escribía un artículo planteándome mis dudas entre la elección de la Jornada Intensiva y la Jornada Partida. En realidad, no tenía dudas, tenía y tengo claro que la mejor de las dos para el rendimiento escolar, lo cual es y debería ser lo más importante a la hora de la elección de una de las dos jornadas, es la intensiva. 

Soy de esas personas que pueden plantearse la elección de la jornada desde las tres perspectivas posibles: alumno, educador y madre . Y desde las tres posiciones mi respuesta es la misma, la mejor de las jornadas es la jornada intensiva o continua.

No hace falta ser un erudito, sino, simplemente, ver nuestro propio rendimiento como adultos. ¿Cómo rindes más en el trabajo? ¿Trabajando de corrido, bien sea por la mañana o por la tarde, o haciendo una parada a la hora de la comida? Yo, lo tengo clarísimo, he trabajado en ambas jornadas, y se trabaja muchísimo mejor en la primera opción, entre otras cosas porque te permite vivir más allá de las paredes del centro de trabajo la mitad del día; te permite ser persona además de trabajador.

Lo mismo ocurre con los niños, especialmente, si nos centramos en los más pequeños. Sin ir más lejos, el curso pasado pude participar en unas jornadas de puertas abiertas en el centro escolar del piojo. Unas jornadas en las que asistimos a sus clases mientras ellos trabajaban como si no estuviéramos al otro lado, y puedo asegurar que daba dolor de corazón ver a los más pequeñitos dormidos sobre la mesa. ¿Cómo no se va a dormir una criaturita de 3 años a las 3 de la tarde? 

Sí, los que abogan a favor de la Jornada Partida, dicen que son muchas horas seguidas para los niños, pero digo yo que para eso los profesionales sabrían colocar las asignaturas de las mejor forma y con los descansos adecuados entre ellas. Sin olvidarnos de los padres que no saben qué hacer con sus hijos en el caso de salir a medio día, pero ¿han de pagar nuestros hijos las culpas de nuestra imposibilidad de conciliación familiar-laboral?

No, es injusto, ellos no tienen la culpa. 

Y está claro que no todos podemos contar con abuelos que nos cuiden de los peques mientras trabajamos, yo sin ir más lejos no tengo a nadie con quien dejar al piojo, y desde el momento en que decidimos ser padres tenía claro que no me quedaría más remedio tener a alguien con quien dejarlo en caso de necesidad (alguna canguro), y que el piojo se quedaría en extra escolares.

Justo lo que debemos tener son buenas actividades extra escolares, no solo encaminadas al estudio, sino al deporte, la música, el teatro...que el peque pueda elegir algo que le motive y ayude a desconectar. 

Yo, cada día lo tengo más claro, espero que no tarden en implantar la Jornada Intensiva en Valencia, por el bien del piojo, tendrá horas suficientes para estudiar y divertirse, y porque dar ocho paseos diarios de kilómetro...bueno, vale, me ahorro el gimnasio.

Besitos Avainillados